2 de febrero de 2017

Cuándo perdimos la capacidad de soñar?

Cuándo perdimos la capacidad de soñar?

   En algún momento de nuestra vida adulta, permitimos que los años, nuestro crecimiento, quizá nuestro trabajo, el estrés, los problemas económicos y quién sabe que otras razones más  fueran callando la voz de ese niño interior, ese niño que tenía sueños, que tenía ilusiones. Ese niño qu alguna vez soñó con ser un gran deportista, un famoso futbolista, otros habrán soñado con ser artista, cantante, actor, doctor, médico, bombero policía, un escritor reconocido premiado con el Nobel, tal vez científico o inventor y muchas otras cosas.

   Soñábamos vernos en una gran casa, algunos con alberca, grandes jardines, en fin, podríamos extendernos en sueños infantiles y llenaríamos muchos renglones más con sueños.

  La realidad es que pocos ya soñamos,estamos tan ocupados por lo urgente, que no le damos valor a lo realmente importante, no nos percatamos que nuestras ambiciones y nuestras ocupaciones del día a día no nos permiten soñar; dejamos que los medios que se requieren para cumplir nuestros sueños, se conviertan en el fin y motor de nuestras vidas, nos olvidamos de reír, nos da miedo dejar lo que creemos que son sueños para volar.

   Cuándo llega el momento de darnos cuenta de que no soñamos, y queremos retomar, más a sabiendas que eso nos va a llevar a alturas insospechadas, caemos en cuenta que hemos olvidado como hacerlo, notamos que con mucho esfuerzo, y quizá algo de frustración y angustia de a poco, vamos recuperando eso, el soñar, el anhelar, el ilusionarnos con algo nuevamente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario